domingo, 20 de agosto de 2017

15 maneras sencillas de economizar en tu próximo viaje

Para mí, viajar no es un lujo, sino que es una necesidad. Por lo tanto, el presupuesto, por más acotado que sea, siempre me va a alcanzar para algo. El que pretende tener más comodidades en su viaje que en su vida cotidiana, probablemente viaje poco (o nada) o sea millonario...
La mayoría de nosotros somos cuidadosos con la plata: no nos gusta pagar de más ni tampoco gastar sumas exorbitantes por cosas que no valen la pena. Claro que está en cada uno qué vale la pena y qué no. Por eso les dejo 15 maneras en las que pueden ahorrar plata durante sus viajes para sacarle el mayor provecho a esos ahorros que con tanto sacrificio juntaron.
  1. Alojamiento:
    Hoteles: La mejor forma de conseguir buenos precios en hoteles es reservándolos con muuucha anticipación. Yo suelo hacer reservas con cancelación gratuita incluso antes de tener los pasajes aéreos. De esta manera "congelo" el precio y no me sube a medida que aumenta la demanda. Además, a pesar de tener esa reserva sigo averiguando precios por si llegara a surgir algo mejor. Por lo general, también, los hoteles, cuanto más alejados del centro están, más baratos son. Por lo tanto, para una estadía larga no es mala idea alejarse un poco aunque uno pierda tiempo en el viaje. Si hacen reservas mediante booking.com (el sitio que yo siempre utilizo y les recomiendo), pueden obtener 15U$S de descuento haciendo la reserva desde ACÁ .
    Hostels: Son una gran opción para viajeros solos y para jóvenes. Son lugares donde hay mucha interacción con el resto de los huéspedes e inclusive con el personal que trabaja, por lo tanto si viajas solo puede ser una buena idea para intercambiar con otros viajeros. Además, son lugares donde se ofrecen excursiones a buenos precios e inclusive gratis e información turística. Algunos hostels incluso cuentan con cocina, lo que nos da la posibilidad de prepararnos algo nosotros y no tener que comer afuera. Les recomiendo Hostelworld donde no sólo hay hostels sino una gran variedad de alojamientos de primera categoría y a precios razonables. Sepan que hay hostels con habitaciones privadas (con baño compartido o en suite) cuya ventaja son la de tener todas las facilidades de un hostel pero con privacidad.
    Departamentos: ya sea a través de air-bnb o cualquier otra plataforma, la opción del departamento es conveniente mayormente para grupos de 3 o más huéspedes. Para mi la gran desventaja del departamento es la falta de una recepción, alguien que te ayude(?) pero bueno, la comodidad suele ser mayor a la de un hotel en términos de espacio. Otro punto a considerar es el tema limpieza: ya sea que hay que pagar un adicional por limpieza o si vamos a limpiar nosotros. Como el hostel, tenemos la ventaja de la cocina que nos permite evitar una salida a comer. Si nunca utilizaron AirBnb, mediante este enlace van a recibir AR$600 de crédito para su primera reserva.

  2. Cocinar tu propia comida o desayuno:
    Con el fin de abaratar costos, los hoteles hoy ofrecen su desayuno como una opción. De esta manera, podemos elegir no pagarlo (a veces suelen ser precios elevados que no merecen la pena) y, en cambio, podemos prepararnos unos mates y comprar unas galletitas por ahí. Hay muuuchos lugares que ofrecen pavas eléctricas en sus habitaciones, con té o café. Listo, a otra cosa, desayunamos livianito y ¡a disfrutar el día!
    Si nos hospedamos en un departamento o hostel con cocina, sin duda tenemos que hacer uso y cocinar algo: ¿sabía ud. que los fideos marca "Barilla", que salen alrededor de 100 pesos en argentina, se consiguen en Europa por 1 euro? Bueno, eso es para darles un ejemplo, algo sencillo de cocinar y barato siempre vamos a encontrar y seguro, segurísimo, nos va a salir más barato que comer en un restaurant.

    Whole Foods en NY
    ¿Quién dijo que no se puede hacer picnic en la habitación del hotel?

  3. Viajar en bus en vez de tren o avión:
    Por lo general, los trenes entre grandes ciudades de Europa suelen ser costosos. Las compañías aéreas low-cost, aunque ofrecen tarifas interesantes, tienen la desventaja de hacernos ir hasta un aeropuerto, donde tenemos que tomar un transporte que por lo general es costoso y, encima, con dos horas de anticipación. ¿La solución a todo esto? ¡Utilizar autobuses! En el caso de Reino Unido, por ejemplo, la diferencia en la tarifa entre un tren y un pasaje de colectivo de National express puede ser de 50% o, inclusive, más. Claro que tardaremos más tiempo, pero para distancias que no son muy largas, realmente el ahorro es considerable. En Goeuro se pueden buscar todos los transportes dentro de Europa y en Megabus pueden ver colectivos dentro de EEUU a precios muy bajos.
  4. Buscar actividades gratuitas en el destino:
    Todas las ciudades ofrecen atracciones gratuitas: museos, parques, iglesias, mercados, tours "a la gorra" etc. A veces hay que averiguar un poco y no caer en las trampas para hacernos pagar. En Madrid, por ejemplo, la mayoría de los museos son gratuitos después de cierto horario. Los museos de París tienen ciertos días al mes gratis y en Nueva York, el precio (aunque te sugieren cierto monto) es "a voluntad". Londres tiene también muchísimas atracciones gratuitas: acá les cuento más.
  5. En vez de utilizar los buses turísticos, utilizar el transporte público de la ciudad:
    Voy a confesarlo: a mí me encantan los buses turísticos porque además de ir mirando todo desde arriba, te lo van explicando. Pero hay que reconocer que son muy caros. Entonces, la solución es conseguirse un buen mapa de transporte de la ciudad y utilizar los buses y metros (¡o vaporetto si estamos en Venecia!). Lo que es también importante es informarnos sobre las tarifas de los transportes y las tarjetas por día ya que suele ser más económico sacar un pase por uno o dos días que pagar boletos individuales. Otra gran opción es el alquiler de bicicletas: muchas ciudades (así como Buenos Aires) tienen un sistema de alquiler de bicicletas muy fácil y cómodo de utilizar. Acá les cuento un poco sobre cómo funciona en Nueva York. Más allá del tránsito de cada ciudad, es importante tener en cuenta las bicisendas y aprovechar para recorrer grandes parques. En Amsterdam, por ejemplo, muchos hostels ofrecen alquiler de bicicletas: ¡ideal para recorrer el maravilloso Vondelpark!
  6. Utilizar cupones de descuento y/o groupones:
    Si sos de los que no le dan bola a los descuentos te recomiendo que comiences a hacerlo: muchas veces en los hoteles, hostels o cualquier panfleto que te den por ahí hay descuentos, no los menosprecies porque de a un par de euros/dólares al final de todo el viaje pueden resultar un montón en ahorro. Otra opción también es inscribirse en el groupon del país y ciudad que visitamos y buscar ofertas interesantes en restaurants, actividades, espectáculos e incluso hoteles.
  7. Salir del circuito turístico típico:
    Suena a una obviedad, pero a veces un par de cuadras hacen una gran diferencia. A la hora de elegir dónde comer u hospedarse, alejarse un par de cuadras de lo más popular puede resultar en un ahorro interesante. Además, lo ideal a la hora de comer es buscar lugares o mercados donde coman los locales. Así, no pagaremos el falso impuesto al turista...
  8. Viajar sólo con poco equipaje:
    A veces entre un destino y otro no queda otra que tomar un avión. Bueno, para abaratar el costo del pasaje, viajar con un carry on solamente puede reducir considerablemente el precio. La tendencia de las "low cost" de cobrar sólo el pasaje y que todo lo "extra" (equipaje, comida, elección de asientos) sea opcional hace que podamos pagar menos por algo que no es necesario usar. A las famosas Ryanair e Easyjet (entre otras), dentro de Europa, se les suman las transatlánticas que salen desde Buenos Aires hacia Europa Norwegian y Level  (esta última perteneciente al grupo Iberia, AQUÍ pueden leer lo que escribí al respecto) y, en nuestro país, aunque hay muchas a punto de lanzarse y negociando aún rutas, ya tenemos en el mercado a Andes Líneas Aéreas que nos ofrece interesantísimos precios para visitar lugares como Bariloche, Iguazú, el Norte Argentino, Mendoza, etc.
  9. Tener un presupuesto diario:
    Esta puede ser una buena idea para los desorganizados o "colgados". Disponer de un presupuesto diario de acuerdo con la plata que tengamos es una buena (y, porqué no, divertida) forma de controlarnos con los gastos.
  10. Hacer reservas con la mayor antelación posible:
    Esto es especialmente importante cuando nuestro destino es uno muy solicitado y más en ciertas fechas. No existen ofertas de último momento en lugares donde se sabe que la ocupación hotelera va a ser del 90%. También es importante para los vuelos cortos: los "low cost" dejan de serlo a medida que se acerca la fecha de vuelo.
  11. Visitar países y/o ciudades con menor costo de vida:
    ¿No te alcanza la plata para un gran eurotour? Bueno, hay una forma de no quedarse con las ganas de conocer Europa: recorrer las ciudades y regiones más accesibles al bolsillo. Hoy por hoy cualquier ciudad de España es más barata que Buenos Aires, por ejemplo. En vez de 10 ciudades capitales europeas, hacé 5 españolas, dos francesas y 3 italianas (por dar un ejemplo) y tu presupuesto puede reducirse considerablemente.
  12. Utilizar trenes regionales:
    Si bien mi recomendación anterior había sido la de utilizar buses en vez de trenes, hay que hacer la salvedad de los trenes regionales. Hay algunos países donde la red de trenes es tan amplia que esto hace que los trenes regionales que, por supuesto, no son de alta velocidad sino "comunes" sean mucho más accesibles.
  13. NO pagar (de más) por usar internet:
    Por suerte para nosotros los turistas, el tema wifi está siendo atendido: en la mayoría de los hoteles, hostels y alojamientos se ofrece wifi gratis. También en muchos transportes y museos. Por lo tanto: ¿es realmente necesario pagar para estar toooodo el tiempo conectado?...
  14. Aprovechá las ofertas de última hora en los minimarkets:
    En muchos mercados, por la tarde, encontramos ofertas de comida de "última hora", son cosas que deben venderse en el día entonces les rebajan el precio. Especial para comprar frutas y verduras. Aclaro que no son cosas en mal estado ni mucho menos, pero tal vez para los estándares de ellos necesitan que salga en el día.
  15. Evitar, a toda costa, la temporada alta:
    Y sí, esto otra vez parece una obviedad, pero hay que saber planificar bien para ahorrar. Si por temas escolares o laborales no podés evitar la temporada alta, tratá de buscarle alguna vuelta: optá por febrero o diciembre en vez de enero, por ejemplo. 
Bonus extra: NUNCA CAMBIES PLATA EN UNA CASA DE CAMBIO, ¡VAS A PERDER! El mejor cambio se obtiene haciendo UNA SOLA extracción por cajero (cada operación cuesta $) ya sea con tarjeta de débito o crédito. Si vas a Europa directamente comprá euros acá, si vas a lugares donde no se manejan con euros ni dólares, lo mejor es sacar por cajero. Y si tus ahorros están en dólares pero vas a Europa: gastá con la tarjeta y después con esos dólares pagás la tarjeta.
Para quienes quieran, les recomiendo darse una vuelta por el blog (está en inglés) de Budget traveller que es un especialista en abaratar costos durante los viajes. 
Y aquí les dejo otros dos posts míos 🐭
Londres de bajo presupuesto: alojamiento
Londres de bajo presupuesto: comida
Ojalá que les sirvan los consejos. ¡Espero sus comentarios! 😉 💴 💵 💳 💲 💱 💰

Cheers!

3 comentarios: