sábado, 2 de junio de 2018

Hospedarse en NYC: mi experiencia en Downtown Manhattan (Courtyard by Marriot)

Quien haya ido a Nueva York sabe lo difícil que es el tema hospedaje. Por un lado, los precios en Manhattan son exhorbitantes en cualquier época del año, sumado al tema impuestos que la mayoría de las veces lo cobran aparte y termina siendo una sorpresa si no estabas advertido. Por eso siempre mi recomendación es hacer una reserva con cancelación gratuita en BOOKING.COM apenas tengamos la fecha de nuestro viaje. Por otro lado, Nueva York es una ciudad con una altísima demanda, por lo tanto cuanto antes veamos el tema alojamiento, más opciones disponibles vamos a tener. Esto es especialmente particular si vamos a pasar más de una semana y, todavía más aún, si somos más de dos personas.



La ubicación del Courtyard Downtown en New York


Dicho esto, otra de las variables es la ubicación: si por situación ideal hablamos dentro de Manhattan, la zona de Times Square/Midtown sería lo más céntrico a lo que podríamos aspirar. Pero, claro, es también lo más caro y difícil de conseguir. Las alternativas, por suerte, son muchas: NY es muy grande. Hay otras zonas que pueden resultar igual de atractivas o convenientes, siempre y cuando tengas subte cerca. Por suerte la red de subtes en la gran manzana es muy completa por lo tanto en casi todo Manhattan vamos a conseguir poder conectarnos con ese medio de transporte (sin dudas el mejor considerando el intenso tránsito de la ciudad).
Eataly en el World Trade Center.








El edificio One World y el Oculus, dos de las atracciones que tenemos en la zona.

El Downtown es una de estas grandes alternativas para hospedarse: hay mucha oferta hotelera, tenemos muchas atracciones cercanas (One World, 911 memorial, Chinatown, Puente de Brooklyn, NY City Hall, Wall Street, Battery Park, etc). La única desventaja es que por la noche es una zona mucho más desolada que el Midtown pero en términos de seguridad no hay de qué preocuparse: podrán imaginarse que esa zona tan sensible está súper vigilada. Por lo tanto, cuando tuve que elegir dónde hospedarme para mi break de Pascuas 2018 y al encontrar un hotel de la cadena Marriot a tan buen precio (USD170 finales la noche por una habitación doble), no lo dudé. Cuando nuestra estadía es en fin de semana, el distrito financiero es una buena alternativa ya que los precios bajan. Otra de las ventajas de la zona es que, además de estar muy bien conectada, tiene de todo cerca: restaurants, tiendas (¡Century 21!), atracciones, de todo. Esto en zonas que son más residenciales no lo tendremos. Además, esta zona queda a tan sólo un par de estaciones de subte de Brooklyn: ideal para quienes quieran hacer varios paseos por esa zona. La estación Fulton, que es un pequeño centro comercial con un Shake Shack incluido, conecta con ¡9! líneas de subte. Por lo tanto, hay buen transporte para dónde sea que queramos ir en Nueva York. 
El "Fulton Center" la estación de subtes súper moderna, con muchas conexiones y, lo mejor: ¡una hamburguesería Shacke Shack adentro!

La habitación: cama súper cómoda, escritorio y espacio amplio para poner las valijas, además de una silla y un sillón.

Ahora bien, ya estamos en la zona, hablemos del hotel en sí. Courtyard es una línea de hoteles que pertenecen a la cadena Marriot: esto me garantizaba que no me encontraría con desagradables sorpresas y, por supuesto, todo lo básico que esperamos de un hotel lo tendría. Una de las cosas que me habían terminado de decidir es que, según la descripción en Booking, la habitación era bastante amplia. Y así fue: había lugar suficiente para desplegar las valijas y moverse dentro de la habitación. Creo que para una ciudad como NY, el detalle de una habitación cómoda no es menor. La cama súper amplia, una ventana que aunque no tenía mucha vista (hay opción para habitaciones con vista panorámica más caras, por supuesto) pero servía para ver cómo estaba el clima, cafetera, heladerita, plancha, una mesa tipo escritorio, televisor con muchos canales: en fin, todo lo que podemos esperar de un hotel de cierta categoría (3 estrellas en este caso). La única decepción fue la zona de recepción que, como toda la cuadra y el frente estaban con andamios debido a construcciones, no se dejaban apreciar. El personal también fue algo decepcionante pero nada demasiado grave: siempre solucionaron lo que les pedí. Tal vez uno espera un poco más de valor agregado en el trato personal pero no fue el caso: se limitaron a lo justo y necesario. 
La verdad que tanto la comodidad de la habitación como la facilidad para moverse en la zona me dejaron muy satisfecha con la experiencia. Les recomiendo el Downtown como opción para hospedarse en Manhattan. Yo preferí un hotel un poco más lindo en esa zona a uno con la mitad de comodidades en Times Square. Es cuestión de gustos y prioridades. Pero está bueno saber cuáles son nuestras opciones 😉
Para más info del hotel pueden consultar su sitio aquí.
Otros posts relacionados:
Mis 5 favoritos de Nueva York
Alquiler de bicicletas en NY

Y si van a Nueva York no dejen de visitar este blog que tiene toda la info: NY Again

Cheers!










No hay comentarios:

Publicar un comentario